Alambre galvanizado fabricado mediante el trefilado del alambrón hasta alcanzar  el calibre deseado,  llegando hasta el alambre pulido. Este, a su vez, es sometido a un proceso de  galvanizado por inmersión en caliente, dando como resultado  una capa de zinc  uniforme que le da mayor resistencia contra la corrosión.