La lámina negra antiderrapante no presenta recubrimiento de pintura. Su función es reducir el movimiento o desplazamiento de la carga por la fricción que genera su corruga. Es utilizada con frecuencia en la industria transportista.