La Lámina Galvanizada Lisa se fabrica en rollos bañados con capas de zinc que le brindan dureza y la cobertura necesaria para evitar la corrosión. Para determinar el calibre de la lámina se lleva a cabo un proceso de adelgazamiento llamado laminado en frío, lo cual brinca la capacidad de que el producto sea apto para una amplia gama de aplicaciones. Se utiliza en la fabricación de sistemas de aire acondicionado, productos de línea blanca, sistemas de entrepisos, industria automotriz, etc. Los rollos de lámina se cortan en hojas de medidas distintas, pero las de mayor rotación en el mercado son de 3 y 4 pies de ancho por 8 y 10 pies de largo.