tubo

Las diferencias entre tubo y tubería

Un tubo y una tubería pueden parecer lo mismo. Pero la  realidad es que son muy diferentes en sus especificaciones.  De hecho, en muy pocos casos pueden ser intercambiables. En lugares que frecuentamos habitualmente como nuestra casa, nuestra oficina o nuestro coche encontramos tanto tubos como tubería.

La finalidad de cada uno, es la primera diferencia.

Las características del tubo

El tubo  puede transportar fluidos. Pero también está pensado para fines estructurales y mecánicos. Tales como sujetar pesos, unir piezas o proteger cables. Sus propiedades más importantes se centran en su diámetro exterior y el grueso de la pared, que permite calcular el peso, la torsión o la corrosión, entre otros, que puede soportar.

Suele fabricarse de acero templado, hierro, aluminio, latón, cobre, cromo o acero inoxidable.

Los tubos pueden ser cuadrados, rectangulares o redondos, según el uso al que vaya a ser destinado.

  •  Los tubos cuadrados o rectangulares suelen ser más pesados que los redondos, ya que contienen más material para un mismo diámetro con el mismo grosor de pared.  Resisten mejor la flexión mecánica  que es la deformación del tubo en dirección perpendicular a su eje longitudinal.
  •  Los tubos redondos, en cambio, son más ligeros que los cuadrados, y más rígidos cuando son del mismo peso por metro. Resisten mejor el esfuerzo de torsión, que es el retorcimiento del tubo debido a la acción de enroscarlo en forma helicoidal.

Características de la tubería

La tubería está pensada para el transporte de fluidos en su interior, por lo que sus propiedades más importantes se centran en la capacidad de su interior.

Son siempre de forma redonda. Eso es por dos motivos:

  •  Debe poder doblarse con facilidad para adaptarse al camino, normalmente largo, que debe seguir desde el lugar de salida del fluido hasta su llegada. Eso sería muy difícil si fueran cuadradas o rectangulares.
  •  Los cálculos demuestran que las tuberías redondas producen dispersión simétrica de las partículas suspendidas en el fluido a lo largo de la dirección del flujo. Si la tubería que va a las llaves del baño no fuera redonda, el agua no fluiría de forma simétrica.

Generalmente son de acero al carbono, o de acero de baja aleación, materiales moldeables y resistentes a la corrosión que pueden producir los fluidos que transportan.

Son dos materiales excelentes y necesarios en la construcción, sin embargo cada uno tiene su uso. Te recomendamos que te informes bien antes de colocar cualquiera de ellos en tus edificaciones, para que siempre logres la mayor calidad.