Te vamos a contar el por qué se empezó a usar el acero en las grandes construcciones.

Las estructuras de acero, vidrio u hormigón caracterizaron la arquitectura después de la Revolución Industrial. El usar nuevos materiales con nuevos procedimientos generó texturas y apariencias diferentes. El continente europeo desde los últimos años del siglo XIX cambió el uso de las bases de concreto o cemento por las bases metálicas del acero y el hierro.

El acero presente en las grandes construcciones

Una de las construcciones de acero más importantes de Europa es el Museo de Confluences en la ciudad de Lyon al sur de Francia. Sus medidas son imponentes: cuarenta y un metros de alto y ciento noventa metros de largo lo hacen protagonista del espacio. A lo lejos parece una nave espacial con combinaciones de acero y vidrio. En cuanto a sus detalles técnicos las estructuras de acero que la componen se soportan entre ellas. Vigas, perfiles, tubos y láminas se combinan en armonía. Más de seis mil seiscientas toneladas dan vida a este museo que enseña como el acero es un material que permite a los arquitectos dejar volar su imaginación.

Otras estructuras como el edificio Selfridges que está ubicado en el Reino Unido y combina la sencillez del acero con la crudeza del hormigón de la fachada. Las viviendas sociales de Belleville son otra muestra del uso en Francia del acero para resolver de forma práctica viviendas de líneas sencillas.

Entre las estructuras de acero usadas para los servicios públicos destaca el Hospital Infanta Luisa ubicado en Sevilla, España.

En México, a partir de la época porfiriana, se realizaron numerosos edificios con esqueleto de acero. Sin embargo este material que tuvo una función exclusivamente estructural, ya que ninguno de sus componentes quedó a la vista. No formó parte de la expresión estética de aquellas arquitecturas.

El Puente Baluarte Bicentenario es el puente colgante más alto del mundo y el más largo de América Latina. Es otra de las increíbles construcciones, se encuentra localizada en la Sierra Madre Occidental, en los límites de Durango y Sinaloa, conectando a ambos estados.

El acero es un material que está presente en grandes construcciones alrededor de todo el mundo, ya que ofrece un excelente soporte además de estar al último grito de la moda en arquitectura.