En verdad que muchos sabemos de Oporto por el maravilloso vino dulce que lleva su nombre. Pero lo más imponente cuando se visita, es el puente principal que lo comunica con donde están las bodegas de ese vino. En realidad son dos puentes de hierro que tienen mucha historia en su construcción. ¿Quieres saberla? En este artículo te la contamos.

La historia de los puentes de hierro de Oporto

Lo primero que se nos viene a la mente cuando vemos el Puente Don Luis I es la torre Eiffel.  Es el más famoso  (Ponte Dom Luís I en portugués), y une la ciudad con Vila Nova de Gaia. Inaugurado a finales del siglo XIX, este puente de hierro es una de las imágenes más emblemáticas de Oporto. Sin embargo, no fue el primero en inaugurarse. A comienzos de siglo se había puesto en marcha un puente hecho de barcas unidas por cables metálicos, que solucionaba temporalmente la comunicación entre las dos ciudades. De este modo, en 1879 el ayuntamiento de la ciudad decretó la construcción de un puente metálico sobre el Río Duero, que sería inaugurado finalmente en octubre de 1886.

puentes de hierro

Este puente cuenta con dos pisos. Por el superior, de casi 400 metros de longitud, circula el metro de Oporto y por el inferior, de unos 175 metros, los vehículos. Muchas personas circulan por los dos niveles, ya que las vistas tanto de Oporto como de Vila Arousa de Gaia, son impresionantes

La responsable del diseño del puente fue una empresa belga, la Société de Willebroeck, y específicamente uno de sus ingenieros, Téophile Seyrig, que había sido discípulo de Gustave Eiffel.

Lo más característico del Puente de Don Luis I es su gran arco de hierro, para cuya construcción fueron necesarias miles de toneladas de este material.

Théophile Seyrig es reconocido por la construcción de dos importantes puentes en Portugal, el primero fue el Puente María Pía en Oporto, en 1877.

Más tarde ya trabajaba para la compañía belga Société Willebroeck, donde ganó el concurso para la construcción del Puente Don Luis I (también en Oporto), en contra del proyecto presentado por Eiffel.

Se dice que la en la base de este puente fue donde se inspiró Eiffel para la construcción la torre de París que lleva su nombre.

Son toneladas de hierro que además de embellecer, comunican a dos ciudades y son de muchísima utilidad.

Esperamos que te gusten estos puentes de hierro que le dan personalidad a esta ciudad portuguesa.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *