El mecanizado es el conjunto de procesos industriales que se llevan a cabo en una pieza de materia prima o productos llamados semielaborados. Generalmente se trata de metal, aunque también se habla de mecanizado en plásticos, maderas, etc. Consiste en eliminar el material sobrante, para que adquieran la forma y el tamaño final requerido para la fabricación. Existen varios tipos de mecanizado, que enumeramos en este post y que en esta ocasión desarrollaremos en más profundidad.

Tipos de mecanizado

Estos tipos de mecanizado se clasifican en tres grandes grupos, según cómo se opera sobre el material.

 Sin arranque de viruta 

Son procesos de conformado por los que pasan las piezas metálicas por lo menos una vez en su fabricación, y a menudo, varias. Al no arrancar viruta, proporciona un importante ahorro de material. En el caso de los tubos, por ejemplo, pueden forjarse, laminarse varias veces, moldearse en forma tubular, enfriarse, etc. Otro ejemplo de mecanizado sin arranque de viruta es el prensado y el roscado. Hay quien no incluye estos procesos como mecanizado, porque técnicamente no se elimina material, sino que se transforma en forma y tamaño la pieza.

 Mecanizado por abrasión

 Es el proceso de eliminación del material sobrante en una pieza desgastándola en pequeñas cantidades, haciendo que se desprendan partículas de material.

La máquina-herramienta que se utiliza para este tipo de mecanizado es la muela abrasiva, un tipo de disco cuya superficie está fabricada con materiales abrasivos de gran dureza que eliminan cantidades muy pequeñas de material rayando su superficie. De esta manera se pueden lograr límites de tolerancias y acabados superficiales que otros procesos de mecanizado no pueden alcanzar, pero en un intervalo de tiempo superior. Puede constituir, como el mecanizado sin arranque de viruta, un proceso añadido a otros tipos de mecanizado. Hay quien engloba el mecanizado por abrasión como un tipo de mecanizado con arranque de viruta, ya que aunque mínima, existe una extracción de material sobrante.

 Mecanizado con arranque de viruta

Son procesos de mecanizado en virtud de los cuales el material es arrancado o cortado con una herramienta generando un desperdicio o viruta, utilizando varios filos o cuchillas perfectamente definidos. Hay una gran variedad de mecanizados con arranque de viruta, como el taladrado, el aserrado (por sierra, por láser…) o el fresado. Dependiendo del tipo de mecanizado por arranque de viruta, el desperdicio es mayor o menor, y por lo tanto la necesidad de procesos de rectificado posterior es diferente.

El mundo de los metales es muy complejo. Poco a poco nos vamos a ir adentrando en él. ¡Esperamos que te sean de utilidad!


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *