Aunque es una construcción de arquitectura moderna, la majestuosidad del Museo Soumaya de la ciudad de México, es innegable. Tiene 17,000 m2 de construcción. Además rinde homenaje a su colección de arte ecléctica de cerca de 70,000 objetos desde el siglo 15 a mediados del 20, incluyendo la mayor colección privada del mundo de esculturas de Auguste Rodin.

Las características del Museo Soumaya

El Museo Soumaya de 45,7 metros de altura se eleva en el corazón del nuevo desarrollo inmobiliario Plaza Carso en Polanco. Es un barrio vibrante y cosmopolita en Ciudad de México y actualmente está muy de moda.

La forma distinta del museo y de fuerte presencia, crea una identidad para el área ex-industrial del 1940. Sirve como un catalizador para un mayor desarrollo cultural, incluyendo un teatro de Anton García-Abril y el museo de arte contemporáneo Jumex por David Chipperfield.

Está compuesto por un recubrimiento de 16,000 fichas hexagonales y espejadas de acero. Con ello hace referencia a las tradicionales fachadas de cerámica de tejas coloniales y le da al museo una apariencia muy diferente. Tiene la particularidad de que dependiendo de la hora, la época y el punto de vista del espectador ofrece aspectos diferentes.

Definitivamente es una edificación que merece toda nuestra atención. En el interior, los visitantes se reúnen en un vestíbulo blanco que les da la bienvenida y que alienta a los huéspedes a explorar el museo. Este espacio es conocido como El Pensador de Rodi. Subiendo por el paseo marítimo continuo que se tuerce en espiral a través de seis niveles del museo, los visitantes encontrarán obras maestras de Van Gogh, Matisse, Monet y Dalí, entre otras. La rampa conduce a la sala de exposiciones de la planta superior con un paisaje escultural gentilmente inundado de luz natural.

La construcción

La compleja geometría y la forma escultórica del Museo Soumaya resulta de la integración de 28 columnas curvadas únicas de acero de diferentes tamaños, que forman la estructura del edificio. Para lograr voladizos en varios lados, la estructura se estabiliza mediante un sistema de siete anillos situados en cada planta. Sus espacios incluyen un auditorio de 350 asientos, una biblioteca, un restaurante, una tienda de regalos y oficinas administrativas.

Te invitamos a que no te pierdas una visita a este ya emblemático lugar de la ciudad de México y disfrutes tanto sus obras como su arquitectura. Vale la pena destinar un día para disfrutarlo.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *