Ahora que des un paseo por las calles de nuestra ciudad, te invitamos a que te fijes los numerosos locales que están cerrados por cortinas de metal. Representan desde hace muchos años una forma segura para mantener protegidas las pertenencias de los comercios, restaurantes y otros tipos de negocios. Tienen un sistema de seguridad muy conveniente para resguardar las propiedades.

El sistema de las cortinas de metal

El armado de las cortinas de metal es trabajo generalmente de los herreros y se hacen a medida.

Lo primero que se debe hacer son los rieles por los que se va a deslizar el mecanismo. Estos se hacen de diferentes tipos de perfiles de acero y ángulos que se fijan al marco del área que va a cubrir la cortina.

Después se debe armar la base superior e inferior de la propia cortina. Para ello se utilizan barras de acero de diferentes calibres según la medida que se requiera. Posteriormente se inserta el mecanismo que va a permitir enrollar la cortina. Este se compone de un tubo de acero, resortes y una carretilla en donde va a ir insertada para poder accionarla.

Las cortinas de metal deben llevar una cerradura para que se cierre con una llave o argollas soldadas para insertar uno o varios candados.

Se arman generalmente en los talleres de herrería o en los diferentes locales comerciales para que queden a medida. La gran ventaja es que al ser construidas por tiras que son las que la conforman, hacen que tanto el armado como el desplazamiento se hagan con facilidad.

En Perfiles Santa Martha contamos con todos los elementos necesarios para hacer la cortina de metal que necesites. Los materiales que tenemos son de la mejor calidad y están respaldados por muchos años de experiencia. Si estás buscando una buena cortina para tu negocio, consulta a tu herrero de confianza y llámanos. Nosotros podemos surtirle todo el material para que tu cortina quede completamente a tu gusto.


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *