corrosión

¿Sabes por qué algunos materiales sufren corrosión?

La corrosión se define como el deterioro de un material a consecuencia de un ataque electroquímico por su entorno. La corrosión está originada por una reacción llamada oxidación.

¿Qué origina la corrosión?

Depende de la velocidad a la que tiene lugar causada por la temperatura, de la salinidad del fluido en contacto con el metal y de las propiedades de los metales en cuestión. El proceso de corrosión es natural y espontáneo.

Es un problema industrial importante, pues puede causar accidentes tales como las rupturas de piezas importantes. Representa un costo importante, ya que se calcula que cada pocos segundos se disuelven hasta cinco toneladas de acero en el mundo.

Soluciones

Hay soluciones posibles para proteger a los productos de acero contra los efectos de la corrosión:

Usar acero inoxidable en lugar de acero normal. Acero inoxidable es acero normal mezclado con otros metales como níquel y cromo. Sin embargo, el coste del acero inoxidable hace que éste no sea práctico para un uso diario, excepto para pequeños elementos de ajuste como pernos y tuercas.

Recubrimiento con zinc o galvanizado. El procedimiento que se conoce generalmente como galvanizado y es la forma más normal de proteger los objetos fabricados con acero normal. Los materiales a recubrir se sumergen normalmente en un baño de zinc fundido en talleres especializados. Una vez un objeto se ha sumergido en zinc en caliente no se debe realizar ningún trabajo de soldado, corte o taladrado, ya que esto destruiría la integridad del recubrimiento de protección.

Protección del acero normal con plásticos especiales. El recubrimiento con plásticos especiales resistentes al desgaste constituye otra forma de protección contra la corrosión. Sin embargo, el alto costo que implica el proceso de recubrimiento (en talleres especializados) hace que este método no sea práctico para uso diario.

Pintado con pinturas especiales. El pintar el acero utilizando pinturas especiales es el método más común de proteger grandes estructuras de acero. Las superficies que se van a pintar se deberán limpiar cuidadosamente con un cepillo de acero. La capa inferior deberá consistir en un imprimador basado en zinc. La segunda y tercera capas deberán consistir en una pintura de epoxi sobre base de brea.

Al pintar el acero, se deberán tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Las pinturas caseras normales no son adecuadas para el entorno marino debido a que, al igual que algunos plásticos. Ya que envejecen con mucha rapidez cuando están expuestas a los rayos del sol.
  • El diesel, queroseno y la gasolina no son químicamente compatibles con las pinturas marinas. Para este caso se debería utilizar el diluyente de pintura apropiado.
  • Se deberán utilizar guantes siempre que se manipulen pinturas basadas en epoxi.

Tenemos muchos productos galvanizados para evitar la que sufran corrosión. ¡Pregunta por ellos!.

láminas

Los diferentes techados con láminas

En temas de construcción una de las principales necesidades es el techado. Los diferentes tipos de láminas, han sido durante años, un material muy útil para este tema, ya que solucionan de manera rápida y eficaz. A continuación te damos ideas para el techado con lámina, para que conozcas las opciones que tenemos.

Las variedades de láminas

Las láminas son un material muy accesible para el público en general. Se pueden encontrar en diversos grosores dependiendo de tus necesidades. Gracias a su resistencia y de flexibilidad, pueden tener gran variedad de usos.

Las láminas generalmente se asocian a un que las construcciones siguen en obra. En ocasiones vemos láminas acanaladas y bastante maltratadas, que no se ven bien. Sin embargo las láminas pueden dar elegancia y practicidad en una construcción.

¿Has visto paredes completas recubiertas de láminas? Éstas han sido sometidas a un tratamiento para dar una textura especial, el resultado son espacios de vanguardia, estéticos y muy agradables a la vista. Se utiliza mucho en el estilo arquitectónico industrial.

Lámina acanalada

Es la más conocida en el mercado. Se usa para la construcción de bodegas casetas u oficinas temporales pues es un material resistente y bastante acogedor. Puede usarse en muros o cercas.

Lisa

Se fabrica en rollos bañados con capas de zinc que le brindan dureza y la cobertura necesaria para evitar la corrosión. Se utiliza en la fabricación de sistemas de aire acondicionado, productos de línea blanca, sistemas de entrepisos, industria automotriz, etc. Los rollos de lámina se cortan en hojas de medidas distintas, pero las de mayor rotación en el mercado son de 3 y 4 pies de ancho por 8 y 10 pies de largo.

Teja

Es el resultado de una nueva generación de materiales que nos brindan gran eficiencia para techados permanentes ligeros, sin descuidar la estética y funcionalidad.

Poliacril

Avance y Tecnología en Plásticos le ofrece una amplia variedad de láminas translúcidas con las que podrá fabricar infinidad de aplicaciones. Ofrece muchas ventajas tales como:

  • Excelente transmisión de luz.
  • Alta resistencia al impacto.
  • Alta flexibilidad.
  • Poco peso.
  • Excelente estabilidad química.
  • Fácil transporte e instalación.

En Perfiles Santa Martha podemos ayudarte enviándote el tipo de lámina que necesitas. Llámanos y acordamos el lugar de entrega. ¡Queremos facilitarte este tipo de trámite!

láminas galvanizadas

Los diferentes usos de las láminas galvanizadas

Sólo basta echar un vistazo a nuestro alrededor para ver el gran uso que tienen las láminas galvanizadas. Tanto para la construcción como para otras áreas, son muy populares. ¿Te has preguntado por qué? Las láminas galvanizadas acanaladas, son de acero con un revestimiento de zinc. Tienen  un cierto espesor que ofrece un sellado hermético sobre el acero. Este forma una barrera física que lo protege del contacto con elementos corrosivos.  Son capaces de soportar las más severas operaciones de conformado en frío, sin que el zinc se agriete o desprenda. Pueden ser acanaladas, onduladas, rectangulares y lisas. Y pueden ser pintro (pintado), zintro y zintro alum (galvanizada).

Los usos de las láminas galvanizadas

En nuestro país, las láminas son usadas en muchas áreas, ya que por sus características,  permiten estar presentes en varios sectores. Te mencionamos algunos de ellos.

Sector industrial.  Su gran resistencia química a la corrosión las hace ideales para plantas de procesamiento químico. Por lo que se utilizan en empresas de pulpa de papel, eléctricas, de refinación de petróleo, de fertilizantes, etc. Para el sector farmacéutico, minero, químico, entre otros.

Uso agrícola y ganadero. ¿Quién no ha visto granjas techadas con láminas galvanizadas acanaladas? Sus características las convierten en una buena opción para  invernaderos y establos. Para granjas de aves y para bodegas dónde guardar equipos y maquinaria.

Construcción. La gran resistencia a la corrosión hace que sea usada en muchas construcciones de nuestro país. Por sus especificaciones se pueden ver en casas y viviendas populares. Ya que por sus precios accesibles, permiten dar un techado útil y económico, a ciertos tipos de edificaciones.

Su fácil manejo, peso ligero y precios bajos, convierten a este tipo de lámina es un material ideal para la construcción. Debido a ello, es su gran popularidad en nuestro país.

Como constructor experimentado, debes conocer su gran versatilidad y las grandes ventajas para usarla. Te recomendamos hacer los pedidos cada vez que lo necesites y la enviamos a donde nos digas.

 

 

proceso de galvanizado

¿Sabes qué es el proceso de galvanizado?

El proceso de galvanizado es una técnica que se usa para proteger el acero de la corrosión desde hace más de 250 años. La corrosión  es causada por una características de los metales cuando son sometidos al aire y a la humedad. Estos tienden a volver a su forma original, normalmente un estado de mineral. Lo hacen a través de una reacción química o electroquímica con el medio ambiente.

¿Para qué se usa el proceso de galvanizado?

El proceso de galvanizado consiste en la inmersión de piezas de acero en zinc fundido para protegerlas de la corrosión y potenciar su fortaleza mecánica a los golpes y a la abrasión. Muchos confunden el galvanizado con el zincado. Muchas fuentes hablan de ellos como sinónimo. Pero realmente se trata de técnicas distintas, determinadas por el uso que se le dará al material.

El proceso de galvanizado puede ser en caliente, por inmersión o al fuego. Consiste en introducir piezas de acero en zinc fundido, a una temperatura aproximada de 450°C hasta lograr un recubrimiento de 7-42 micras o de 45-200 micras. Al alearse metalúrgicamente el zinc con el acero, se crea una capa que tiene una gran adherencia, muy resistente a los golpes y de gran dureza, especialmente indicada para su uso en el exterior y en ambientes húmedos o corrosivos.

El proceso de zincado es un proceso de electrodeposición, es similar al cromado o cobreado. También es llamado a veces (erróneamente) galvanizado en frío. En este proceso, la capa de zinc es de 5-20 micras. Al ser esta capa más fina que la del galvanizado, suele ser un procedimiento adecuado sólo para interiores. Las piezas quedan más suaves y uniformes, aumentando su valor estético. Por eso, a veces se habla de pequeñas piezas de electrónica galvanizadas, por ejemplo, cuando en realidad son zincadas.

Esperamos que te sea de utilidad esta información, para la hora que elijas tus materiales.